Curioseando un poco por la red he llegado hasta la web del departamento de energía del gobierno estadounidense, donde he localizado un gráfico que explica para que se utiliza el petróleo. Los datos son para USA, pero son extrapolables a todo el mundo desarrollado.

Estos datos proceden de la Energy Information Agency (Agencia de información sobre la energía). Esta agencia ofrece gran cantidad de información sobre energía, incluyendo producción, consumo y reservas. Para ser mas precisos, en . ofrecen información detallada sobre cuanto petróleo se ha consumido en Estados Unidos en los últimos meses y para que se ha utilizado. El siguiente gráfico viene a ser un resumen de los datos ofrecidos en esa página.


.

Los datos mas relevantes son:

* Finished motor gasoline (47%): Gasolina para motores de explosión. Este porcentaje corresponde al combustible que consumen los vehículos de carretera, lo que incluye coches y camiones. Hay que tener en cuenta que en Estados Unidos no existen coches diésel, incluso los camiones funcionan con gasolina; los camiones diésel existen, pero en un porcentaje que no resulta significativo.
* Distilate Fuel (22%): Gasoil. Este es el combustible para barcos y maquinaria pesada (gruas, excavadoras, industria, centrales eléctricas, …).
* Kerosene-Type Jet Fuel (8%): Combustible para aviación, tanto civil como militar.
* Petrochemical FeedStock (2%): Todos los productos químicos que se producen a partir de petróleo; esto incluye plásticos, abonos químicos, medicamentos, …

Lo mas llamativo de esta gráfica es que los vehículos de carretera representan casi el 50% del total. Otro dato muy llamativo es que el consumo de la industria petroquímica (¿Cuantas cosas de las que nos rodean NO contienen componentes plásticos?, ¿Cuantos agricultores NO utilizan abonos químicos?) representa un porcentaje ridículo del total.

La conclusión a la que llego después de examinar este gráfico es que, a día de hoy, no tenemos un problema de escasez de petróleo; tenemos un problema de despilfarro. Este gráfico nos demuestra claramente que es urgente aprender a usar menos el coche y mejorar el rendimiento de los medios de transporte; si lo hacemos así, podremos conseguir una reducción espectacular en el consumo sin dañar nuestra calidad de vida.



fuente:.