Como dice el titulo, necesito urgente chistes de cumpleaños.

Ya encontre estos dos:

Chiste 1:

Un padre sale un poco tarde de trabajar, y en el camino a su casa recuerda que es el cumpleaños de su hija y que no le ha comprado un regalo.

Detiene el auto frente a una juguetería y pregunta a la vendedora:

- ¿Cuánto cuesta la Barbie que está en la vitrina?

De una manera condescendiente la vendedora responde:

- ¿Cuál Barbie?. Tenemos a:

“Barbie va al gimnasio” por $19.95
“Barbie juega volley” por $19.95
“Barbie va de compras” por $19.95
“Barbie va a la playa” por $19.95
“Barbie va a bailar” por $19.95
“Barbie divorciada” por $265.95

El hombre asombrado pregunta:

- “Eh! Por qué la Barbie divorciada cuesta $265.95 cuando las demás cuestan sólo $19.95 ?? ”

La vendedora con aire de autosuficiencia responde:

“Señor…, “Barbie divorciada” viene con:

El auto de Ken,
La casa de Ken,
La lancha de Ken,
Los muebles de Ken.
La computadora de Ken
y un amigo de Ken…

Chiste 2:


Hoy he despedido a mi Asistente…

¿Qué por qué he despedido hoy a mi Asistente?

Era mi cumpleaños número 37 y mi humor no estaba muy bien que digamos.

Aquella mañana, al despertarme me dirigí a la cocina para tomar una taza de café a la espera de que mi marido me dijese:
¡ Feliz cumpleaños, querida !.

Pero él no me dijo ni buenos días…

Y me pregunté a mí misma:

¿Es este el hombre que yo me merezco?’.

Pero continué… Imaginando:

‘Los niños seguro que se acordarán’.

Pero cuando llegaron para desayunar no dijeron ni una palabra.

Así, salí de casa bastante desanimada,

pero me sentí un poco mejor cuando entre en mi oficina y el practicante universitario,

(un muchachote alto y bien ), me dijo:

Buenos días, ¡Ingeniera, Feliz cumpleaños!

Ah ¡finalmente alguien se había acordado…!!!!

Trabajamos hasta el medio día, cuando de repente,

este muchachote bello que es mi asistente entra en mi despacho, diciendo:

‘¿Sabe Ingeniera?…….

hace un hermoso día y ya que es el día de su cumpleaños,

podíamos almorzar juntos, solos usted y yo’.

Acepté, y fuimos a un lugar bastante reservado.

Nos divertimos mucho, y en el camino de vuelta, él propuso:

‘Con este día tan bonito, creo que no deberíamos volver a la oficina.

Vamos hasta mi apartamento, y allí podemos tomar una copa’.

Fuimos entonces para su apartamento,

y mientras yo saboreaba un Martini, él dijo:

‘Si no le importa Ingeniera, voy un momento hasta mi cuarto a ponerme una ropa un poco más ‘cómoda’.

‘Está bien, como quieras ! !’, -respondí.



Pasados cinco minutos, más o menos, él salió del cuarto con un enorme pastel con 37 velitas, seguido por mi marido, mis hijos, mis amigos y TODO el personal de la oficina.

Y todos cantando, ‘Cumpleaños Feliz, Cumpleaños Feliz…!.

Y allí estaba yo…. completamente EN PELOTAS !!!

sin brasier, ni calzones, echada en el sofá del salón,

abierta de patas…esperando al ****** !!!

Por eso eché a ese MALDITO…esas cosas no se hacen !!!!!….