Resultados 1 al 5 de 5

Tema: Por que ese odio hacia los mexicanos en Estados Unidos ? palabras de un mexicano

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    agosto-2010
    Mensajes
    1,941

    Thumbs up Por que ese odio hacia los mexicanos en Estados Unidos ? palabras de un mexicano

    Vi muchos temas de esta indole en el foro pero no uno que abarcara especialmente y lo que esta pasando ahora mismo en Estados Unidos contra la poblacion inmigrante, en especial contra le mexicano.

    Racismo, genética y neurociencia


    He aqui un excelente reporte de esa situacion narrada por un mexicano que sufre el destieero y racismo de su pueblo en el pais norteamericano.

    .
    .
    .
    .

    Son tiempos propicios para preguntarnos, entre otras cosas, que significa en el fondo ser un Mexicano, y como “encajamos” en el mundo.

    Leyes como la reciente SB 1070 de Arizona, a pesar de sus negativos efectos que tendrá directamente sobre algunos de nuestros compatriotas, tienen por otro lado la virtud de despertar a muchos del letargo, y confrontarlos con algunas realidades de la vida [1].

    Si bien es cierto que la explicación de estos problemas es muy profunda y de mucha complejidad, la visita a cualquier sitio Web racista norteamericano o europeo (recomiendo StormFront.org), nos mostrará que para el “hardcore” ideológico promotor de estas medidas, la respuesta es muy sencilla: Los mexicanos son seres inherentemente inferiores a los norteamericanos blancos nativos, y son por lo tanto más propensos a la pobreza y al crimen [2].

    Aunque la inmensa mayoría de los “Übermenschen” que escriben en esos sitios son gente poco educada, tienen muy en claro, según ellos, lo que nos falla a los mexicanos.

    “Genes inferiores = cerebro inferior = conducta inferior”.

    ++++++++++++++++++++++++

    Recuerdo que cuando apenas graduado de mi carrera, a mediados de la década de los 90s realicé un viaje de trabajo a Estados Unidos (Chicago) y para no aburrirme en el hotel, terminé comprando un libro llamado “Bell Curve Wars” [3]. Este libro explicaba muy a detalle la gestación y la agenda plasmada en un libro que al principio llamó muy poco la atención en México. Ese libro escrito por dos antropólogos, pretendía presentar pruebas ‘científicas’ sobre la desigualdad cognitiva de las razas humanas en el siguiente orden: Asiáticos Orientales y Blancos Europeos, como razas superiores, y “Latinos” y Negros como razas inferiores. Las diferencias observadas en desempeño académico, nivel de ingresos, criminalidad y tipo de profesión están desde el principio “establecidas” al momento del nacimiento, y son debidas, para decirlo en forma cruda, a una innata incapacidad intelectual de las razas “inferiores” [4].

    El libro que compré, “Bell Curve Wars” no solo de-construía magistralmente las supuestas bases científicas de ese libro, sino que además, mostraba los entretelones de su concepción como un libro financiado por think-tanks racistas y conservadores, que buscaban por todos los medios anular medidas de promoción de avance social para las clases desposeídas norteamericanas (en particular a los afroamericanos).

    Varios años más tarde, ya en México, pude tener en mis manos un ejemplar en español de “The Bell Curve”, y pude constatar que el análisis del otro libro no reflejaba cabalmente el grado de vulgaridad y engañifa pseudocientífica de esa basura… pero altamente convincente hacia la gente racista ignorante.

    Fue más de una década después, cuando comencé a participar en foros de Internet mexicanos, que me causó sorpresa el ver que existían usuarios mexicanos PANistas, que traían artículos desde sitios de derecha racista (e.g. National Alliance), en donde se veía claramente que esas ideas racistas no sólo no se habían extinguido, sino que estaban cobrando fuerza incluso entre la clase media y alta mexicana. Esto, me parece, generaba interesantes hibridaciones entre una pseudociencia racista estadounidense, con el malinchismo clase mediero mexicano. [5]

    Al momento de escribir estas líneas, más de una docena de estados norteamericanos se preparan para discutir, y probablemente aprobar, leyes similares a las de Arizona.

    ¿Cómo es que se ha llegado a esto? ¿Cómo pudiéramos encontrar una explicación científica para estos fenómenos?

    Cualquier intento de explicación de estos hechos vergonzosos para México, tendría que comenzar con primero buscar cuáles serían las ciencias adecuadas para explicarlos, y mi conclusión, es que serían principalmente la Historia, la Sociología, la Economía y la Política, en ese orden, los que podrían hacerlo claramente y de forma maravillosa decirnos como hemos llegado hasta este punto.

    Pero en este punto, algunos lectores podrían estar perdiendo la paciencia y decir: “¡Momento, señor! ¿Qué pasó con el título de este artículo? ¿Cuándo vamos a hablar de Genética y Neurociencia? Ya nos estamos desviando a hablar del ‘Imperialismo’ y no hemos leído todavía nada de lo que esperábamos encontrar acá. Ya solo nos falta que usted meta hasta a Hugo Chávez.”. A esos lectores les pido un poco de paciencia.

    Al elegir a las ciencias sociales mencionadas ¿cuales serían algunas de las primeras preguntas que surgirían al tratar de usarlas para explicar la realidad?

    •¿Por qué México, cuando pudiera escoger, busca una intimidad tan profunda con los Estados Unidos, un país que le arrebató la mitad de su territorio y ha tenido desde entonces una historia interminable de roces, intervenciones y conflictos? [6]
    •¿Porqué no se recuerda que los Estados Unidos ha tenido una historia de expulsión (y hasta exterminio) de mexicanos en sus tierras. Comenzando por el no cumplimiento del tratado de Guadalupe Hidalgo, las cuadrillas de exterminio de los “Texas Rangers”, la “Reforma Migratoria” de los años 20s, la expulsión de mexicanos durante la Gran Depresión, la “Operación Espaldas Mojadas”, “Operación Guardián” y otros tantos incidentes menores? [7]
    •¿Por qué el 74% de los norteamericanos (racistas y no racistas) se oponen vehementemente a los inmigrantes mexicanos en los USA?
    •¿Por qué el 70% de los norteamericanos dice que no puede imaginarse a un mexicano como miembro de la clase media norteamericana?
    •¿Por qué el gobierno mexicano durante Fox, continuó insistiendo en que los mexicanos debían migrar a los Estados Unidos y que ya una reforma migratoria con amnistía y todo, estaba a la vuelta de la esquina?
    •¿Por qué los sucesivos gobiernos mexicanos, especialmente los PANistas continúan con modelos económicos que tienden a la concentración del capital y la depauperación de los ciudadanos? [8]
    •¿Por qué esa clase “empresarial” tan mimada, no le ha dado a México todavía su primer auto popular, su primer submarino o su primer aeroplano?
    Viendo la magnitud de esas cuestiones y el sentido en que apuntan, si yo fuera funcionario gubernamental, o un simpatizante PANista, a mi también me gustaría tener de manera confidencial un expediente que dijera algo como “Los mexicanos tienen la culpa son inferiores racialmente… ellos tienen la culpa de no aprovechar las ventajas de la globalización que les ofrecimos”. Y ya con eso, tener una buena conciencia.

    Y no estarían solos, porque en realidad es altísimo el número de mexicanos que todos los días entran a sitios racistas norteamericanos, buscando ser aceptados ahí, esgrimiendo argumentos como “Yo tengo ojos azules, piel más o menos clara. Solo mi abuelo era un sucio indio, pero a mi ya no se me nota ¿También puedo ser un ‘White Nationalist’?”. Tampoco son raros los foros en Internet en donde muchos mexicanos entran a echarle porras a la Brewer y a Arpaio, y llamar a sus compatriotas “sucios indios, criminales mojados” [9] [10].

    Así pues, de hecho en el México de hoy, es menos riesgoso y más cómodo simplemente echarle la culpa a “la inferioridad del mexicano”, que el formularse preguntas como las de arriba, que aunque sean más válidas, suenan “extremistas” (así de condicionados nos tienen ya los medios).

    +++++++++++++++++++++++++++++++

    Hace casi 2000 años, un filosofo-profeta del Oriente Medio pronunció estas palabras: “La verdad os hará libres”.

    Aunque el autor de este artículo es ateo, la proposición de ese filósofo suena extremadamente inspiradora. La Verdad, nos permite ver las cosas desde una perspectiva adecuada, y nos coloca en el camino hacia más verdad, que puede irse añadiendo a la que ya conocemos. Pero cuando el hombre se aparta de la Verdad, es propenso al error.

    ¿Qué es la “Verdad”? No pretendo definirla rigurosamente, y quizá cada hombre pudiera tener su visión personal más o menos elaborada de “Verdad”. Para mi, la verdad debe corresponderse lo más posible con la Realidad objetiva. En el idioma japonés “Verdad”, se escribe como la unión de los símbolos “verdadero” y “realidad” ( 真実 shinjitsu ) [11].

    Y por lo tanto, definiré a “Verdad” para fines operativos, como el conjunto de proposiciones que se corresponden con la realidad objetiva. No poseo toda la Verdad, porque no conozco toda la Realidad, y nunca llegaré a conocerlas del todo. Pero puedo ir aumentando mi conocimiento de ambas, a través de la Ciencia. Y por lo tanto, ser cada día mas libre.

    +++++++++++++++++++++++++++++++++++

    Este siglo, será el siglo de la Neurociencia.

    Este siglo vera como se recogen muchos frutos maduros sobre el estudio del cerebro humano.

    Es en el cerebro, donde residen la conciencia y la conducta individual humano, explica y es explicado a la vez por muchas ciencias que junto con la Neurociencia se han desarrollado lo suficiente para integrarse entre ellas con cada vez menos fisuras y cada vez menos lagunas. A pesar de tener más de 200 años, con los trabajos de Franz Joseph Gall, Paul Brocca y Karl Wernicke; avances extraordinarios como los de Ramón y Cajal hace apenas 50 años y a la fecha todavía estábamos luchando contra la nociones erróneas: las de “campo agregado” [12].

    Pero con el arribo de la cibernética, la inteligencia artificial, los métodos no invasivos de imágenes (e.g. RM), el avance de la biología y la genética molecular, y los nuevos métodos psicológicos, finalmente, podemos poner el funcionamiento del cerebro en un cuadro completo, al cual solo habrá que añadir cada vez más detalles.

    El objetivo final de la Neurociencia es entender a detalle el comportamiento en base al funcionamiento del encéfalo. Por lo tanto, su objetivo es “unificarse” (en cierta forma, absorber) a la Psicología. Sus “baluartes” son la anatomía y fisiología del sistema nervioso central, así como sus aspectos de desarrollo (tanto evolutivo como embrionario). Las potentes nuevas técnicas de neuroimagen, le permiten ese análisis “in vivo” y le han hecho dar un salto hacia adelante.

    Para lograr su objetivo de entenderse el detalle fino de funcionamiento y desarrollo del cerebro, se apoya (“hacia la izquierda”) en ciencias de lo microscópico: la Fisiología Celular y la Genética Molecular (que a su vez, se apoyan en la Biología molecular y la Bioquímica). En particular, teleológicamente merece especial mención la Genética, aunque eso quedará claro después.

    “Hacia la derecha” se encuentra el objetivo de la Neurociencia: La Psicología.

    La neurociencia moderna pretende descubrir los circuitos neuronales activos y sus secuencias necesarias para la producción de la conducta: desde un simple reflejo (un pestañeo) hasta la fisiología detallada de las cosas más complicadas, como el lenguaje, la memoria y el aprendizaje. Para lograrlo, tiene puntos de contacto con otras ciencias, como por ejemplo la Inteligencia Artificial, y por supuesto, la Psicología misma [12].

    El estudio del encéfalo como estructura macro, si bien es sumamente importante, y todavía quedan áreas por descubrir, a mi entender es solo un mecanismo intermedio ineludible, pero que sirve sólo como puente entre un verdadero objetivo: La unión entre la Psicología y la Genética.

    Qué tan estrecha es la unión entre ambas no nos quedó claro sino hasta fecha muy reciente. Por ejemplo, el aprendizaje de cualquier trivialidad, si es de largo plazo, no es posible sin la intervención de la genética profunda. Los químicos implicados en el reforzamiento de corto plazo, viajan hasta el núcleo celular donde liberan ARN mensajero (ARNm) que serán traducidos en proteínas que sirven para la construcción de nuevos botones sinápticos que reforzaran la conducta y la memoria [13].

    Apenas estamos entendiendo muchos de los fenómenos neurobiológicos, y sin embargo, las intuiciones nos dan vértigo.


    TODA ENFERMEDAD MENTAL, Y TODO COMPORTAMIENTO ANÓMALO, SON GENÉTICOS.

    Pero un momento… ¿Y el discurso sobre los “rednecks” racistas de al principio? ¿Será que estoy cambiando de bando?

    No, lo que se trata de decir, es que toda enfermedad mental, es ESTRUCTURAL y por lo tanto, tiene base biológica, y debe curarse en una base biológica. Los niveles son Genética, Desarrollo y Educación. Pero todos estos factores se reducen a una modificación estructural del encéfalo. Los tratamientos psiquiátricos más exitosos, son aquellos que logran modificar la estructura cerebral biológica, por medio del aprendizaje de nuevas conductas efectivas (que crearán nuevos circuitos, por medio de la activación genética) y el debilitamiento de ciertas formas de conducta y pensamiento (por medio del debilitamiento de otros circuitos).

    Incluso, el mismo psiquiatra ya no necesitaría sólo del juicio subjetivo y experiencia para evaluar. A través de una resonancia magnética, puede ver si sus hipótesis sobre los problemas del paciente, son ciertas. “¿Por qué es tan antipático y distante el paciente? ¿Están funcionando adecuadamente sus lóbulos prefrontales?”. Esto puede verse directamente en una imagen de resonancia. El tratamiento y la terapia, irán de acorde a esos datos.

    Las más graves enfermedades mentales, como la depresión suicida y la esquizofrenia tienden a heredarse. Existen problemas genéticos que quizá son disparados en algún momento por factores ambientales y que no permiten la creación de las proteínas estructurales o de regulación necesarias. Mientras que las neurosis, son producto de un inadecuado desarrollo o, agresión del medio al encéfalo, y que lo hace ciclarse en circuitos de conducta inadecuada, cada vez más reforzados desde el nivel fisiológico-genético.

    Entonces, el verdadero objetivo al que queremos llegar, es la unión de la Genética con la Psicología, a través de la Neurociencia.

    +++++++++++++++++++

    Ahora, regresemos por un momento a la cuestión del racismo muy en boga actualmente en los USA.

    ¿Tienen razón los racistas “rednecks” en decir que los “Latinos”, y especialmente los mexicanos somos “inferiores” a los blancos?

    En primer lugar, cuando se miran a detalle preguntas como esas, son extremadamente groseras y pierden todo significado. Para empezar, “Mexicano” no indica primariamente “raza” sino un simplemente es una denominación de pertenencia a un país, y quizá a una cultura. Aunque si es cierto que el componente amerindio, es el que nos diferencia principalmente en el aspecto racial.

    Por otro lado… ¿Qué son los amerindios? Pues gente Este-Asiática que emigró a este continente quizá tan recientemente como 12,000 años… ¿Y no son los Este-Asiaticos “la raza superior” de los más populares estudios racistas norteamericanos?

    La verdad, es que este tipo afirmaciones de superioridad o inferioridad racial, SIEMPRE han estado de acuerdo con la realidad social observable, y la pretensión y deseo de su continuación. JAMAS una teoría racista, ha surgido para justificar el inverso, en el cual una raza oprimida en ese momento, sea puesta como superior. Esto es importante, porque los primeros “científicos” racistas del Siglo XIX, como Gobineau o Chamberlain tenían como inferiores favoritos a los Este-Asiáticos, y justificaban el imperialismo en esa zona del mundo por medio de sus teorías. Pero como vimos, ya para la década de los 90s, las nuevas teorías racistas tenían que poner a los Este-Asiáticos (por lo dicho anteriormente) como la “raza superior máxima”, por sus logros sociales y tecnológicos [15].



    La lección, es que si a los mexicanos se nos ve actualmente como inferiores, no PARECE ser tanto un indicativo de ninguna verdadera inferioridad genética, sino de una historia y una realidad social desafortunada, de la cual, probablemente si tengamos la culpa… aunque en otro plano.

    Los estudios racistas, supuestamente científicos, se han limitado a determinar si existe una diferencia estadísticamente significativa en el nivel de inteligencia promedio entre grupos humanos. Lo único que demuestran, es precisamente eso, es decir, si existe una diferencia. Como vimos, los problemas de desarrollo por falta de adecuada alimentación o de un ambiente intelectualmente estimulante generan un déficit de inteligencia. Incluso LA ACTITUD de una persona hacia el estudio, adquirido por su cultura, modificará ESTRUCTURALMENTE su encéfalo, haciendo intervenir a la genética profunda para la EXPRESIÓN de una mayor o menor inteligencia. Así de complicado es.

    Hasta el momento, nada parece sugerir que exista un gen específico ENTRE razas humanas, que explique diferencias entre los niveles de inteligencia… Aunque existen genes que si explican algunos elementos de la inteligencia y la conciencia humanas, por ejemplo la familia de genes FOXP.

    ¿Qué ocurriría si los racistas tuvieran razón y los mexicanos fuéramos genéticamente inferiores, como ellos afirman? Pues en ese caso, simplemente se tendría una terapia genética en la población, en donde se insertaran dichos genes, lo cual sería pan comido, dado el avance en esas técnicas en medicina. Aunque honestamente creo que nunca se descubrirán esos genes (porque dudo que existan), pero y si existieran (siendo un poco egoístas, NO creo que nos faltaran a los mexicanos, por ser mezcla de blancos y asiáticos)

    ¿Y que necesitaríamos para esa inserción? Pues que la ciencia biológica de nuestro país, fuera fuerte, y esa sería la auténtica pregunta a hacernos los mexicanos, si es que deseamos seguir existiendo.

    La verdad, es que muchos políticos racistas norteamericanos sueñan con el exterminio de los mexicanos, y realizar mediante la anexión del territorio mexicano, libre de “cafecitos”, la mayor “real-estate operation” de todos los tiempos.

    Pocos días antes de la firma por Brewer de la Ley Racista ley de Arizona, el Presidente de México realizó un acuerdo sin consultar a nadie, en el que nuestro país le entrega su uranio enriquecido a los gringos, sin más justificación que la “seguridad estadounidense”, y lo más escandaloso (al menos para mí) fue que eso se comentó en la prensa nacional como pie de página y NI UNO SOLO personaje de la política o la intelectualidad nacional, le dio la menor importancia [16].

    Si juntamos ese dato, junto con el crecimiento del racismo anti-mexicano en Estados Unidos (74%+ DE LA POBLACIÓN), y que dicho racismo es compartido por un gran porcentaje de los jóvenes de clase media derechistas de nuestro país (lo cual es un derrotismo nacional, que no tiene nombre) y que ni por sus luces reaparezca un nacionalismo y patriotismo sano en México, me parece funesto. Totalmente funesto, y personalmente, hasta me hace dudar de la continuidad de nuestra nacionalidad y nuestra supervivencia biológica en el largo plazo. [14][15]

    Todo esto me es incomprensible, siendo este el país que dio al mundo a gente como José Vasconcelos y a su “raza cósmica” [17]

    Finalmente la SOLUCIÓN a este estado de cosas, no está de momento en la Genética ni en la Neurociencia (aunque su importancia en estas cuestiones será fundamental en el futuro), sino en las ciencias sociales, y en un renovado nacionalismo mexicano, que nos de la fuerza moral para alterar estas realidades lo más pronto posible.

    Referencias

    1. .
    2. .
    3. .
    4. .
    5. .
    6. .
    7. .
    8. .
    9. .
    10. .
    11. .
    12. .
    13. .
    14. .
    15. .
    16. .
    17. .

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    abril-2008
    Mensajes
    4,829

    Predeterminado

    WOOOOOO



    Flooorrr de inforrrme!

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    agosto-2007
    Mensajes
    2,077

    Predeterminado

    Casi se me secan las hemorroides sentado leyendo el informe jejee muy bueno.
    Es simple se sienten mejores porque tienen la guita que necesitamos para vivir como la gente y esto los pone en una posicion de dominio .

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    agosto-2010
    Mensajes
    1,941

    Predeterminado

    Uno de los temas que siempre ha llamado mi atención es el relacionado con el racismo. Según las prácticas y las normas discursivas que rigen a nuestra sociedad (por lo menos desde la visión occidental), lo políticamente correcto es proclamarnos plurales y conscientes de la riqueza de la diversidad de las culturas.

    Los esfuerzos oficiales por erradicar el racismo en naciones como Estados Unidos, Francia, Alemania y un largo etcétera, así como en instituciones internacionales, entre las que incluso se cuenta la FIFA, han cambiado de manera radical la concepción sobre lo que es ser humano.

    Esta radicalidad, sin embargo, es fruto de un largo y accidentado proceso. Hace algunos siglos, por ejemplo (pero el asunto viende de mucho más atrás), dentro del marco de lo que ahora se proclama como el “encuentro de dos mundos” o de dos culturas (es decir, la conquista y la colonización de América), surgió el 'polémico' debate sobre la humanidad de los nativos americanos ¿Eran realmente seres humanos o eran animales sin alma? En Estados Unidos ni siquiera se detuvieron en pensar este tipo de cosas; simplemente exterminaron a los nativos y acabaron con el problema que les representaba tenerlos ahí.

    Precisamente en Estados Unidos y hasta hace pocas décadas, pudimos observar una postura racista, oficial, francamente monstruosa, incomprensible desde nuestra visión de hombres del siglo XXI. Quiero suponer que todos, o casi todos, estamos al tanto del trato que se dio a los negros, sobre todo en el sur de Estados Unidos, hasta hace no mucho tiempo. Una marca del poco tiempo que ha pasado desde entonces es, reitero, la radical respuesta en los discursos: ahora incluso decir negro resulta políticamente incorrecto, lo que a mí me parece una exageración estúpida, pero comprensible desde el entendido de que deben pasar varios años más para que se pueda llegar a un equilibrio en el trato y el discurso hacia cada ser humano (algo parecido sucede con el discurso feminista).

    Muy a pesar del cambio en nuestra concepción de mundo y humanidad, las expresiones racistas siguen siendo frecuentes en nuestros discursos cotidianos, lo que me hace pensar que este cambio en la representación del ser humano no ha sido tan honesta, ni ha surgido desde cada persona. Los esfuerzos oficiales en la temática de la inclusión de indígenas en la estructura nacional, por ejemplo, son visiblemente una charada; por lo general no se pasa de promulgar alguna ley que nunca se aplica, con el único fin de aparentar seguir los protocolos y las recomendaciones de asociaciones indigenistas internacionales.

    Por otro lado, la expresión pública de lo que es ser mexicano, en el marco de nuestra celebración bicentenaria, demuestra que desde la visión oficial el indígena no está incluido como parte del México cotidiano, el real, el de todos los días. Si se ha usado (usado, repito) la imagen indígena en este contexto, ha sido en un plan de evidente corte exotista. Basta observar en muestras como la encargada a Willy Souza (expuesta en el museo itinerante “México en tus sentidos”, que espero llegue a tierras hidrocálidas) que por indígena se entiende rarámuri y, al parecer, esto responde únicamente a una moda (casi snobista), a juzgar porque esta misma cultura ha sido incluida en los anuncios del bicentenario de Televisa. Con ellos se ha representado al indígena como a un ser mítico, milenario; amo y señor de las raíces -pero únicamente de ellas- de nuestra sociedad. Su lugar son las montañas de Chihuahua; su seminomadismo inspira, aporta a esta concepción del México mágico, mítico y desconocido: lo natural y lo inaccesible; el indígena en el lugar que le corresponde: lejos, donde no le veamos, donde no le alcancemos, donde no tengamos que soportar su pobreza, donde no tengamos que darle caridad. No se confunda entonces este tipo de representaciones exóticas, hechas para ser miradas desde una visión extranjera, con una verdadera muestra de inclusión, de erradicación de racismo.

    Pero el racismo no cruza únicamente este ámbito, si bien es el más llamativo de todos; el racismo también atraviesa nuestras relaciones cotidianas entre mexicanos citadinos de distintas urbes. Lo alarmante aquí es que este tipo de racismo es ubicable en el discurso de gente que se dice intelectual. No hay nada peor que el franco desprecio entre oriundos de una ciudad y otra u otras, cuando éste no es simplemente el resultado de una competencia mal comprendida. Me resulta insoportable llegar a sentir aversión, por ejemplo, por los chilangos (dicho sin desprecio alguno), y por eso me he cuestionado algunas veces. Ahora bien, cuando he reflexionado acerca de esto, me he dado cuenta cabal de que, en realidad, dicho aparente desprecio era una apreciación errónea de mi parte; en realidad tengo muchos amigos chilangos y, estando acá no he tenido problema alguno con ellos; en todo caso, lo que me molesta son las muestras de racismo que comunmente algunos chilangos suelen expresar en contra de “los provincianos”, los del “interior de la República (que alguien nos explique cómo pueden estar las fronteras en el interior). He pensado que si en el país no son muy bien vistos, esto podría deberse precisamente al desprecio manifiesto, o al discurso de seudosuperioridad que algunos chilangos han hecho público.

    Una de las expresiones más comunes y más detestables, al respecto, es aquella que enuncia que el chilango que triunfa en cualquiera de los demás estados de la República, lo hace, precisamente, por haber nacido en el Distrito Federal o en el Estado de México. Este absurdo es, creo yo, una de las cosas que les ha logrado la aversión de mucha gente. Quizás deberían replantearse este afán chovinista que, además de manifestar un racismo incomprensible para las representaciones de “ser humano” plausibles en nuestra sociedad, resulta francamente desventajoso para ellos mismos, pues terminan por atribuir a la pertenencia a un territorio, aquel o aquellos triunfos que, me atrevo a pensar, han sido más bien fruto de su trabajo y su inteligencia.

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    junio-2009
    Mensajes
    760

    Predeterminado

    Hace como un año hice este post...
    fijate que seguro te va a interesar...
    abrazo
    .

Temas Similares

  1. Presidentes de Estados Unidos
    Por Luke en el foro Imágenes y Avatars
    Respuestas: 1
    Ultimo Mensaje: 07-dic-2008, 19:52
  2. Hola de los Estados Unidos!
    Por Nickf887 en el foro Presentate
    Respuestas: 8
    Ultimo Mensaje: 24-nov-2008, 15:40
  3. Freak Show En Estados Unidos -- 23/05/2008
    Por castor_troy en el foro Fotos Frikis
    Respuestas: 7
    Ultimo Mensaje: 24-may-2008, 03:41
  4. Estados Unidos de America: Imperio o Libertad?
    Por -juloo- en el foro Encuestas
    Respuestas: 20
    Ultimo Mensaje: 24-feb-2008, 16:56
  5. Eligen En Vivo Por Tv Al SofÁ MÁs Feo De Estados Unidos
    Por CualQuieraBot en el foro Noticias Frikis
    Respuestas: 0
    Ultimo Mensaje: 27-sep-2007, 15:50

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •